El estudio SIPPET sobre inhibidores en hemofilia A revela una mayor incidencia de inhibidores con factor VIII recombinante que con factor VIII plasmático que contiene factor von Willebrand


07.12.2015

Los resultados pueden tener implicaciones en la elección del producto para el tratamiento  de pacientes con hemofilia A severa no tratados previamente (PUPs).

  • La Fundación Angelo Bianchi Bonomi ha finalizado el estudio SIPPET (Survey of Inhibitors in Plasma-Product Exposed Toddlers), el primero randomizado y controlado de hemofilia e inhibidores, diseñado para responder a una pregunta clave en la actual práctica clínica relacionada con el papel que desempeña el origen del producto en el desarrollo de inhibidores.
  • SIPPET es un estudio impulsado por investigadores, patrocinado por la Fundación Angelo Bianchi Bonomi y  financiado por el Ministerio de Salud de Italia y las subvenciones de las compañías Grifols, Kedrion y LFB

Milán (Italia), 7 de diciembre de 2015.- SIPPET, un estudio realizado en 42 centros de 14 países de los cinco continentes, responde definitivamente –por primera vez con el criterio científico y riguroso de un ensayo clínico randomizado  si el origen de los concentrados (derivado de plasma, pd, o recombinante, r) de factor VIII (FVIII) afecta a la incidencia de inhibidores en pacientes con hemofilia A severa no tratados previamente

Según los resultados del estudio SIPPET, liderado por los investigadores Flora Peyvandi y Pier M. Mannucci del centro Angelo Bianchi Bonomi Hemofilia y Trombosis de Milán (Italia), el tratamiento de la hemofilia A severa con concentrados de factor VIII de origen recombinante (rFVIII) se asocia con una incidencia de inhibidores un 87% mayor que el tratamiento con factor VIII plasmático con factor von Willebrand (pdFVIII/VWF). Los resultados han sido presentados en el Encuentro Anual de la Sociedad Americana de Hematología celebrado en Orlando (Estados Unidos) y según Flora Peyvandi, "pueden tener implicaciones en la elección del producto para el tratamiento de los PUPs, ya que el desarrollo de inhibidores sigue siendo el mayor reto en el tratamiento de la hemofilia A".

La hemofilia A es una coagulopatía que se caracteriza por el déficit de factor VIII y su tratamiento se basa en la administración de concentrados de factor VIII, ya sean de origen plasmático o recombinante. SIPPET fue diseñado para demostrar si el origen del producto afecta la incidencia de inhibidores en pacientes con hemofilia A severa que no han sido tratados previamente (PUPs). Es el primer estudio randomizado y controlado de hemofilia A e inhibidores y refleja la actual práctica clínica usando los actuales tratamientos en todo el mundo.

Los investigadores realizaron el estudio entre 2010 y 2015 y se incluyeron 251 pacientes. 76 pacientes desarrollaron inhibidores, de los cuales 50 presentaron altos títulos. El 90% de los inhibidores aparecieron en los primeros 20 días de exposición al tratamiento.

SIPPET es un estudio impulsado por investigadores, multicéntrico, prospectivo, abierto, internacional y randomizado patrocinado  por la Fundación Angelo Bianchi Bonomi. y  financiado por el Ministerio de Salud de Italia y las subvenciones de las compañías Grifols, Kedrion y LFB.

Más información: